Modelo de Negocio
VS
Plan de Negocio

La era digital, en los últimos años, ha permitido abrir nuevos caminos y horizontes para el surgimiento de cambios tanto económicos como sociales, con ello, modificando los patrones de consumo de las personas, la forma en comunicarse, de relacionarse, entre otros. Pese al grado de dificultad que supone identificar con exactitud las nuevas innovaciones que se originan en el entorno, existe la forma de definir modelos proxy que posibiliten tener un marco de referencia valido para la toma de decisiones y enfrentar de manera eficiente y eficaz los cambios experimentados en el mercado.

A menudo se tiende a definir de la misma manera un Modelo de Negocio y Plan de Negocio, no obstante, su método de abordaje es diferente; para el caso del presente artículo, se pretenden establecer ciertas diferencias que identifican con mayor claridad, la importancia que representa para una empresa tener definido y elaborado dichos instrumentos, sin entrar a profundidad en su desarrollo metodológico

Diferencias entre un Modelo de Negocio y un Plan de Negocio

Al establecer algunas diferencias que son relevantes entre dichas herramientas, se hace evidente la importancia de contar con Modelos y Planes de Negocios al interior de la organización, de este modo, se orienta la toma de decisiones efectivas, dependiendo la fase en la que se encuentre nuestra idea de negocio o empresa, ya que indistintamente uno complementa al otro.

 

 

En ese sentido, desde SAEEM Consultores, recomendamos que todo emprendedor, micro, pequeño o mediano empresario, debe realizar su modelo de negocio antes de lanzar a la venta sus nuevas ideas, con la finalidad de evitar etapas de frustración, confusión, estrés, etc., que generan en la mayoría de ocasiones retrocesos y elevados costos.

 Por lo tanto, es indispensable determinar preliminarmente quiénes serán nuestros clientes, qué canales se utilizarán para llegar a ellos, cuál será la propuesta de valor que se les estará brindando, cuáles son los elementos que convierten en único y diferente nuestra idea y una estructura de costes que permita evaluar diferentes estrategias de acción vinculados a los recursos que se tengan disponibles.

Finalmente, se debe considerar al momento de elaborar el Plan de Negocio una estructura realista, medible y modificable. Lo anterior con la finalidad de establecer parámetros que puedan adaptarse fácilmente a nuestra sociedad que se encuentra en continuo cambio, tanto económicos, sociales como tecnológicos. Es importante destacar que al elaborar un Plan de Negocios si no es capaz de adaptarse a las modificaciones reales del mercado, la empresa no podrá orientar sus esfuerzos y recursos al nuevo mecanismo de trabajo y contar con información necesaria para poder conseguir el éxito empresarial.

 

"... se hace evidente la importancia de contar con Modelos y Planes de Negocios al interior de la organización, de este modo, se orienta la toma de decisiones efectivas, dependiendo la fase en la que se encuentre nuestra idea de negocio o empresa..."
Foto
Abdala Rivas
CEO - SAEEM Consultores
Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email